Ron artesanal mató lentamente a once personas en Yaracuy

 



La gente ignora el enorme riesgo que significa comprar una bebida a base de licor casera y muy barata que ni siquiera tiene etiquetado y que no es garantía de calidad. En Yaracuy, específicamente en la localidad de Chivacoa, ya van once personas fallecidas bajo los efectos mortales de esta bebida preparada y expendida irresponsablemente a quienes buscan «lo más barato» con tal de beber. 


No el balde la llaman «Muerte Lenta», es una bebida artesanal. Según el periodista Javier Mayorca, el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), analizó en laboratorio una muestra de este licor, determinando que posee los siguientes componentes:


– Acetaldeideo 2939MG


– Metanol 4608MG


– Isopropanol 5041MG


– Etanol 5150MG


– Butanol 11470MG


«Su consumo ocasiona daños al sistema nervioso central, colapso pulmonar, hepatitis reactiva, esofagitis y gastritis», escribió el comunicador social.


Las víctimas, presentan variados síntomas que generan una falla multisistémica en el organismo, el cuadro clínico más recurrente es vómito, dolor abdominal intenso, enrojecimiento de la piel, pérdida de la visión y fatiga extrema.


La tragedia en Yaracuy se inició a comienzos de este 2023, cuando las personas que estuvieron en una celebración de año nuevo, ingirieron esta bebida artesanal, poco después empezaron los síntomas y llegó la muerte.


Este fin de semana, un hombre y una mujer se sumaron a las víctimas por el licor «Muerte Lenta».



AGENCIAS

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente