ÚLTIMA HORA

Usuarios del Saime en Portuguesa denuncian que deben llevar plástico para las cédulas



El Sistema Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) no entrega las cédulas de identidad laminadas en Portuguesa. Desde hace más de una semana circulan las quejas de los usuarios en Guanare, sede principal de las oficinas, porque para el trámite del documento se exige llevar la laminilla de polietileno como condición para su emisión.

Luisa Marcial, del caserío Barrancones, denunció que es injusto que se exija la plastificación de la cédula porque ese material está escaso y solo se consigue en el mercado informal a precios exorbitantes. “Hace cinco meses compré una laminilla para plastificar la licencia de conducir y me costó BsF 300.000 y ahora la busco y no la encuentro: inescrupulosos alrededor de las oficinas del Saime las ofrecen a Bs.S 50”, reveló la usuaria.

En Guanare, el Saime está prácticamente vacío en horas de trabajo, pues lo único que están sacando son renovaciones de cédula; alegan que no hay material para documentos por primera vez, relató otro usuario. Está suspendido el proceso.

A las puertas de las oficinas, Antonia Dávila resaltó que el proceso de emisión y prórrogas de pasaporte está paralizado. Explicó que desde principios de año tiene parado su trámite y no ha habido manera de que le respondan por qué su prueba de dactiloscopia está en modo “limbo”.

En Venezuela, el trámite de la mayoría de los documentos e instrumentos diversos de las instituciones del estado es gratuita. Desde 2014, la tramitación del pasaporte tiene un costo oficial, que se vio reforzado con la reforma de la Ley del Timbre Fiscal, la cual en su artículo 7 establece que las oficinas receptoras de fondos nacionales deberán marcar precios de trámites en unidades tributarias. Allí se inscribe el Saime, que estimó el valor del pasaporte en Bs.S 12. El valor actual de la unidad tributaria es de Bs.S 17, según el último ajuste.

Los precios del Saime nunca van a la par de la unidad tributaria, sino a la par de los escrúpulos de la red de corrupción que se ha instalado allí, denuncia Pedro Pérez. “Están quitando hasta 1.000 dólares por la prórroga, de modo que si piden el plástico para la cédula no están exigiendo nada”, argumentó sarcásticamente.




 El Pitazo



No hay comentarios