ÚLTIMA HORA

Enfermero murió devorado por las llamas al explotarle la bomba de gasolina de su camioneta en San Francisco



No pudo escapar de las llamas. Jaime Amilcar Suárez, de 48 años de edad, quien se ganaba la vida como enfermero, fue devorado por las llamas el pasado jueves, cuando intentaba reparar la bomba de gasolina de su camioneta Traiblazer.

El infortunado se encontraba frente a su residencia, ubicada en el sector El Callao, parroquia Domitila Flores, municipio San Francisco, en compañía de varios amigos, cuando ocurrió la desgracia.

La explosión ocasionó que Suárez corriera y cayera en el pavimento sobre los potes de gasolina con la cual limpia las piezas del automotor. El fuego que consumía la parte del carro alcanzó la humanidad de Suárez.

De inmediato, los presentes trasladaron al hombre agonizando hasta el Hospital Coromoto de Maracaibo, donde estuvo seis días batallando por su vida, pero la complicación que le causó el 80% de quemaduras en el cuerpo le truncó su existir ayer en horas de la noche.

Suárez era casado. Dejó tres hijos. Laboraba en el Hospital Noriega Triego y la Maternidad Castillo Plaza.

Hoy en horas de la tarde, decenas de parientes y compañeros de trabajo esperaban la entrega del cuerpo a las afueras de la morgue de LUZ.



Noticia al Día



No hay comentarios