TITULARES

Mató a su ex pareja frente a familiares y luego se suicidó




Yohely Monterola Escalona, de 18 años de edad, recibió un tiro en la cabeza por parte de su ex pareja, un hombre 32 años mayor que ella, quien luego de asesinarla decidió poner fin a su vida con un disparo en la sien frente a la mirada de los familiares, el miércoles a las 10:00 am en una residencia ubicada en el barrio Los Erasos, en San Bernardino, en la ciudad capital.

Para el momento del hecho, la joven se encontraba en compañía de una tía y dos primos menores de edad, cuando a la puerta de la vivienda se presentó la ex pareja de Monterola Escalona, un hombre identificado como Oscar Cipriano, de 50 años de edad, quien había llegado hasta el lugar con la intención de reanudar la relación sentimental, que había llegado a su fin dos semanas antes, según parientes de Monterola.

La petición de reconciliación fue negada y el hombre se retiró del lugar, pero regresó minutos después. Luego de sentenciar a la víctima con el argumento de que si no era para él no sería para nadie, le disparó. Acto seguido, colocó el arma contra su cabeza y tiró del gatillo. Ambos murieron en el sitio.

Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas se hizo presente en el lugar para el levantamiento de los cadáveres que fueron trasladados hasta la morgue del Hospital Periférico de Coche.

Se conoció que Oscar Cipriano era animador de eventos oficiales y estaba residenciado en San Bernardino. La relación sentimental de los fallecidos tenía una data de aproximadamente un año y medio; sin embargo, de acuerdo con la versión de los parientes de Monterola Escalona, desde principios de año Cipriano había comenzado a manifestar ¡, debido a lo cual la joven había decidido romper nexos.

José Escalona, abuelo de la joven asesinada, señaló que su nieta, quien era hija única, se acababa de graduar de bachiller y tenía intenciones de salir del país. Agregó que Yohely Monterola Escalona hoy estaría cumpliendo 19 años de edad.

El Dato

Casos similares han conmocionado a la comunidad en el último año. A mediados de noviembre de 2017, el abogado Leonardo Brandt asesinó a su esposa, Amaris Martínez, con quien estaba en proceso de reconciliación, y a su hija de seis años de edad, en el interior de su residencia en la urbanización Oripoto en El Hatillo. Luego se suicidó. Los cuerpos de la pareja fueron hallados en la cocina, mientras que el de la niña estaba en su habitación. Presentaban un disparo en la cabeza. Funcionarios del Cicpc determinaron que se trató de un crimen pasional.


EL NACIONAL

No hay comentarios