TITULARES

EE UU responsabilizó a Ortega y a su esposa de la violencia en el país



Estados Unidos responsabilizó al presidente Daniel Ortega y a su vicepresidenta y esposa, Rosario Murillo, de la violencia que ha registrado más de 448 muertos desde el inicio de las protestas, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos.En una nota oficial, en la que la Casa Blanca se refirió por primera vez directamente al mandatario nicaragüense, Washington asegura que Ortega y Murillo son responsables en última instancia por los grupos parapoliciales que han atacado a su propio pueblo.

En el comunicado afirma que la celebración de elecciones libres, justas y transparentes es la única vía para el restablecimiento de la democracia en el país: «Estados Unidos está del lado del pueblo de Nicaragua, incluidos miembros del Frente Sandinista, que piden reformas democráticas y el fin de la violencia».

Lea también:El gobierno de Nicaragua busca incluir a la ONU para fortalecer el diálogo

La Casa Blanca ha impuesto sanciones a tres altos funcionarios: Francisco Díaz, jefe de la Policía de Nicaragua, y consuegro del presidente Ortega; Francisco López, vicepresidente de la petrolera Albanisa; y Fidel Moreno Briones, secretario general de la Alcaldía de Managua. «Estas sanciones son el principio, no el final», dice el comunicado.

El gobierno de Trump  también anunció que revocará los visados de funcionarios vinculados con la violencia contra los manifestantes, así como a sus familias.

«Con estas sanciones, el gobierno está demostrando que hará responsables por sus actos a los altos cargos del régimen de Ortega que autoricen violencia y roben a los nicaragüenses». Washington  ofreció 1,5 millones de dólares en asistencia para «continuar el apoyo a la libertad y la democracia en Nicaragua».

Mediador
La ONU discute la posibilidad de asumir algún tipo de papel en los esfuerzos para mediar y poner fin a la crisis que vive  Nicaragua, aseguró el portavoz Farhan Haq.

La Secretaría General de Naciones Unidas informó que mantienen conversaciones con ese fin y contactos con la representación de Nicaragua ante la organización.







No hay comentarios