ÚLTIMA HORA

Crecidas de los ríos Orinoco y Caroní han dejado cientos de damnificados y agravaron la situación sanitaria




Funcionarios de Protección Civil se han distribuido en los sectores más vulnerables de los municipios Cedeño, Heres y Caroní del estado Bolívar, para atender a los cientos de perjudicados por las crecidas de los ríos Orinoco y Caroní.

Grupos de voluntarios se han dedicado a la recaudación de medicinas para atender a los damnificados en los refugios. Además, las inundaciones han agravado la situación sanitaria en la zona, donde han proliferado enfermedades como lo denunciaron concejales.

El río Caroní alcanzó la alerta roja el 28 de julio y el Orinoco, que ha venido subiendo progresivamente y que en la actualidad se encuentra en alerta amarilla, está en 17,80 metros sobre el nivel del mar, a tan solo 20 centímetros de alcanzar la alerta roja.

“Cualquier escenario está dentro de las posibilidades porque la crecida ha sido constante”, manifestó un funcionario deProtección Civil de Ciudad Bolívar.

Sin embargo, hay sectores del municipio Cedeño en los cuales, por sus variantes de niveles, ya el Orinoco se considera en alerta roja, añadió.

La emergencia es producto del paso de ondas tropicales en la zona de convergencia intertropical durante la actual temporada de lluvias.

“Ahora estamos saliendo de la onda 30 y se aproxima la onda tropical 31. En esta oportunidad hemos tenido condiciones meteorológicas diferentes a otros años debido a los fenómenos extremos y al cambio climático”, indicó Randy Rodríguez, director nacional del organismo.

Se espera que entre el 15 y el 20 de agosto disminuya el nivel del Orinoco. “Es un comportamiento natural del río que para esas fechas reduzca su nivel, se le conoce como cabeceo”, señaló el experto.



El Nacional




No hay comentarios