TITULARES

Privan de libertad a dos policías de Maracaibo por muerte de teniente de la Armada y funcionario de Polimiranda


A solicitud del Ministerio Público, fueron privados de libertad los oficiales jefes de la Policía Municipal de Maracaibo, Edy González (34) y Willy Barreto (34), por su presunta responsabilidad en la muerte del teniente de navío de la Armada, Ronny José Peña (34) y el oficial de la Policía del estado Miranda, Adolfo Charli Valentino Pineda (34).

El hecho ocurrió el pasado 19 de julio en el sector La Marina de la capital zuliana, donde Peña y Valentino fueron víctimas fatales de un intercambio de disparos, en el cual habrían participado los dos funcionarios de Polimaracaibo.

Lea También: Fin de mundo: Madre y padrastro son detenidos por abusar sexualmente de una menor

González y Barreto fueron detenidos en flagrancia y puestos a la orden del Ministerio Público, cuyo representante de la Fiscalía 45° de Zulia les imputó los delitos de homicidio calificado, uso indebido de arma orgánica, agavillamiento y simulación de hecho punible.

Ante los elementos de convicción presentados por la institución garante de la legalidad en el país, el Tribunal 2° de Control de la jurisdicción dictaminó la privativa de libertad para los policías municipales y ordenó su reclusión en la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, en Maracaibo.

En contexto
Aproximadamente a las 11:30 de la mañana del 19 de julio, se registró un presunto enfrentamiento en el sector Santa Rosa de Agua, casa sin número, del barrio Púntica de Piedra, especificamente en la calle 1A, sector La Marina, parroquia Coquivacoa, al note de Maracaibo, con funcionarios de Polimaracaibo. El careo armado dejó un saldo de dos personas fallecidas, entre ellos un funcionario policial del municipio Miranda y un teniente de Fragata.

Los dos ultimados fueron identificados como Adolfo Valentino Paredes, de 33 años de edad, y Ronny José Peña, de 35 años, quienes al parecer se encontraban visitando a un amigo de Paredes, detrás del centro comercial Sambil.

«Mi hijo estaba en compañía de su amigo Adolfo, cuando se trasladaban a visitar a un allegado», informó Zuleida Peña, madre del teniente.

Fuentes ligadas al caso explicaron que al parecer los dos infortunados se encontraban de civiles y sin sus armas de reglamento, por lo que al parecer se registró una confusión y los efectivos de Polimaracaibo cedieron contra ellos.

Extraoficialmente se conoció que el teniente fallecido habría sido notificado sobre una presunta situación irregular que se estaba registrando en el referido sector. Horas más tardes, los dos individuos al parecer se acercaron al sitio a ver que sucedía y  fueron emboscados por los funcionarios.

Familiares de Peña se encontraban a las afueras de la medicatura forense de la Universidad del Zulia (LUZ). Consternados por la trágica muerte de su consanguíneo exigieron que se haga justicia por lo que ellos catalogan un crimen.

Se confirmó que el Teniente tenía más de diez años laborando dentro de dicha institución.

La esposa del teniente identificada como Paola González de Peña, quien es médico patólogo forense egresada de LUZ, se encontraba afligida en las afueras de la morgue de LUZ. No quiso rendir declaraciones a los medios de comunicación.

Extraoficialmente se pudo conocer, que por el caso se encuentran tres funcionarios detenidos del Cuerpo Policial de Maracaibo (PoliMaracaibo). Se espera que en los próximos días se esclarezca el atroz asesinato.

Ministerio Público
Luego de que se conociera el  presunto mal accionar de dos oficiales de la Policía Municipal de Maracaibo, en el que resultaron ultimados el teniente de fragata Ronny José Peña y el funcionario activo de Polimiranda, Adolfo Charlie Pineda, iniciaron las investigaciones sobre el confuso careo armado.

Fuentes policiales notificaron a QUÉ PASA, que tras labores de investigación todo apunta a que se trató de un «ajusticiamiento», por lo que de inmediato colocaron bajo arresto a dos de los oficiales actuantes en la balacera, identificados como Eddy González y Willy Barreto, oficial y oficial jefe respectivamente del organismo. Los mismos permanecen recluidos en la sede de la misma institución donde cumplían funciones, ubicada en la vereda del lago.

Extraoficialmente se conoció, que ambos se encuentran a disposición de la fiscalía 24 del Ministerio Público (MP), con competencia en Derechos Fundamentales.

En el lugar de los hechos, la autoridades incautaron como parte de las evidencias cuatro armas de fuego, tipo pistola, una camioneta Tahoe, color dorado, placa AE1540D, otra Ford Explorer, color blanco, placa AE987HG, una embarcación tipo lancha de color blanco y dos motores fuera de borda, que fueron trasladados hasta la sede del comando policial como parte de las averiguaciones.

Hasta los momentos las averiguaciones siguen abiertas y según lo manifestado por una fuente oficial a QUÉ PASA,  desde caracas se ordenó investigar lo sucedido «a fondo».

Despedida del teniente
«Mi niño hermoso siempre comprometido con su profesión. Me dejaste sola. Ahora a quién voy a echarle la bendición y a pedirle a mi Dios que te cuide. Te amo mi niño, siempre serás mi niño», eran las palabras desgarradoras que gritaba la madre del teniente de navío Ronny José Peña, quien fue velado la mañana de este sábado en la capilla velatoria Abadía de las Mercedes, en Maracaibo.

El sufrimiento de ver a su único hijo en un ataúd era incomparable, la mujer desconsolada aún no asimila haber perdido de una manera tan trágica a su «pequeño».

Familiares, amigos y vecinos se encontraban asombrados por el trágico suceso, pues muchos aseguraban conocer a la víctima como una persona de buenas costumbres. Su esposa, envuelta en llanto, solo miraba el féretro del que por más de diez años fue su fiel compañero.

«Exigimos justicia, queremos que el nombre de mi sobrino quede limpio. Todo lo que dicen los organismos policiales es mentira. Él nunca se enfrentó», afirmó uno de sus consanguíneos bajo el anonimato.

El dolor y la tristeza se hicieron sentir en la localidad, pues el funcionario del cuerpo policial de Miranda caído en el mismo lugar, identificado como Adolfo Charlie Valentino Pineda (34), estaba siendo velado en el sector Santa Rosa de Agua.

Compañeros de labores del policía caído lamentaron el fallecimiento de su par. Lo describieron como un buen amigo y una gran persona, pues, según ellos por muchos años cumplió con su labor y se mostraba comprometido con su profesión.

Muertes confusas
La muerte de Peña y Pineda encendieron las alarmas de sus dolientes, quienes afirman que el hecho se trató de una emboscada, mientras que fuentes policiales precisaron que los sujetos se habían enfrentado a las comisiones de la Policía Municipal de Maracaibo (Polimaracaibo), sin embargo esa versión no se ha aclarado aún, pues los voceros oficiales del organismo actuante se rehúsan a dar declaraciones a los medios de comunicación.

Los deudos de Peña refieren que al parecer su familiar, junto al otro funcionario, estaban en casa de una amiga cuando los uniformados llegaron y sin ninguna contemplación desenfundaron sus armas y dispararon contra ellos.

«Estaban robando»
Fuentes oficiales cercanas al hecho aseguraron que se trató de un mal procedimiento policial, por lo que en este momento se encuentran dos oficiales de Polimaracaibo detenidos, mientras se desarrollan las investigaciones en torno al caso.

Una fuente policial indicó a QUÉ PASA que «los uniformados actuantes, en el momento del presunto careo armado, precisaron a Peña y Pineda supuestamente «robando» una carga de material estratégico y también unos motores fuera de borda», información que aparece reflejada en una minuta policial. Se espera que en las próximas horas los cuerpos de seguridad se pronuncien por lo sucedido para confirmar esta información.

Aunque el polimiranda fue señalado por presuntamente estar vinculados con negocios «turbios», sus compañeros oficiales aseguraron que era un funcionario de conducta intachable.

Última morada
El carro fúnebre, donde trasladaban el féretro de Peña, partió hasta su última morada en horas del mediodía de este sábado. Familiares entristecidos siguieron por unos minutos el vehículo y así poder acompañarlo hasta lo que fue su último adiós.


CON INFORMACIÓN DE QUE PASÁ / MINISTERIO PÚBLICO



No hay comentarios