ÚLTIMA HORA

Hiperinflación se traga el salario mínimo



No hay aumento salarial que sobreviva a la hiperinflación. Desde que Venezuela entró en el fenómeno inflacionario en noviembre pasado, el presidente Nicolás Maduro aumentó el salario en 1.590 por ciento, pero el índice acumuló 5.973,5 por ciento. Así lo reseña laverdad.com

El mandatario nacional decretó desde noviembre de 2017 cinco incrementos salariales, el último lo anunció el miércoles y fue de 200 por ciento. El salario mínimo pasó de 1.000.000 a 3.000.000 de bolívares. Es el mayor porcentaje de aumento que hace Maduro desde que llegó al poder en abril de 2013.

El aumento es superado por la inflación que en los últimos siete meses acumuló 5.973,5 por ciento, de acuerdo con las mediciones hasta mayo del Índice Nacional de Precios al Consumidor que publica la Asamblea Nacional ante la ausencia de cifras oficiales del Banco Central de Venezuela.

El economista Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, aseguró que en el último año los salarios en Venezuela subieron 2.500 por ciento y los precios 30.000 por ciento.  “Hablamos de una pérdida brutal de poder adquisitivo, el salario ha perdido más de 90 por ciento de su poder de compra”.

Oliveros estimó que para el segundo semestres del año, la inflación mensual puede cruzar umbrales de 150 o 200 por ciento.

“La hiperinflación es el estadio final del deterioro de una economía, es difícil pensar en algo peor que esto, y aunque no sabemos cuánto puede durar, definitivamente forzará un quiebre en el país“, dijo en entrevista con César Miguel Rondón en Unión Radio.

Indicó que el drama de la hiperinflación es que si no se tienen ingresos en divisas, en cuestión de semanas se empobrece. “Los más vulnerables son los que ganan en bolívares, que son la mayoría del país, hablamos de más de 75 % de la población”.

Resaltó que en Ecoanalítica miden una canasta óptima para la manutención de una familia de cuatro miembros que se ubica en 545 millones de bolívares, “sin incluir eventualidades o emergencias”.





No hay comentarios