ÚLTIMA HORA

Gatillo alegre asesinó a tiros a un enemigo y dejó malherido a un bebé de 9 meses y su padre


Al menos una persona murió y dos resultaron heridas, entre ellas un bebé de nueve meses, la noche del previo viernes en el barrio San Luis de la parroquia Pedro José Ovalles – en el municipio aragüeño de Girardot – luego de que un delincuente disparara varias ráfagas de balas en contra de un grupo de vecinos congregados en la calle Los Mangos de la referida comunidad.

Acorde con los testimonios que ofrecieron los angustiados familiares de José Gregorio Sequera, víctima mortal de 23 años, el hombre estaba reunido en la referida vía pública junto con algunos conocidos y un ciudadano identificado como Edwin Alfonzo Carillo Noriega, y su esposa, Daryelin González, quien sostenía en sus brazos al pequeño hijo de ambos, Darwin Alfonzo Carrillo, cuando se originó el repentino ataque.

Al parecer, el agresor, un presunto gatillo alegra de la zona que buscaba a Gregorio debido una enemistad, se había acercado a pie hasta el sitio, donde procedió a desenfundar su arma y accionarla por doquier en repentinas oportunidades, sin haber previamente intercambiado palabras con los presentes. No exhibió indicios de misericordia pese a que habían niños en el lugar.

Uno de los proyectiles impactó a Gregorio, causándole una muerte inmediata: su cuerpo inerte quedó tendido sobre la vía. Mientras que otra de las balas impactó el rostro del infante, a la altura de la mandíbula izquierda, atravesándolo e hiriendo en el cuello a su padre, Carrillo.

Ambas víctimas fueron auxiliadas por la vecindad y trasladadas hasta la sala de emergencia del Hospital Central de Maracay. Al bebé le diagnosticaron una fractura de mandíbula, permanece en un delicado estado de salud, al igual que su padre.

Asesino pereció en un posterior enfrentamiento

Una comisión de uniformados adscritos a la Policía del estado Aragua que realizaban labores de patrullaje en la zona fue alertada de la anómala situación por los desesperados gritos de varias personas que presenciaron el crimen. Tras recibir una detallada descripción del victimario, los funcionarios activaron un operativo de captura.

Minutos posteriores a una breve búsqueda, el homicida – identificado como Andrés Manuel Montilla Medina, de 22 años – fue avistado por los agentes policiales, por lo que emprendió una veloz huida delas autoridades, desatando una persecución que lo condujo hasta las proximidades de la Autopista Regional del Centro (ARC). Allí optó por sacar su revolver Smith and Wesson, calibre .357 y  abrir fuego en contra de los efectivos, sin embargo, pereció bajo un aluvión de tiros; su arma de fuego fue incautada.

Caraota Digital

No hay comentarios