El gobierno de Iván Duque despierta los temores de la comunidad LGBT colombiana - Notimara

TITULARES

Publicidad

Post Top Ad

 

25/6/18

El gobierno de Iván Duque despierta los temores de la comunidad LGBT colombiana




En el discurso que pronunció la noche del domingo, tras imponerse en la segunda vuelta de las elecciones colombianas, el conservador Iván Duque dedicó unas líneas a aplacar el temor de algunos sectores ante el potencial retroceso en libertades individuales.

“Nosotros no vamos a despojar a nadie de los derechos que han conseguido en nuestro país”, aseguró el ya para entonces presidente electo. Aunque no los mencionó, ese mensaje parecía destinado especialmente a la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y personas trans (LGBT).
“Hoy no hay ciudadanos vencidos, porque quiero ser el presidente que le dé el mismo amor a los que votaron por mí y a los que no lo hicieron”, manifestó el ganador de una larga campaña marcada por la polarización, que el próximo 7 de agosto recibirá la banda presidencial de manos de Juan Manuel Santos. Aseguró que gobernará sin odios, para todos los colombianos y que no reconoce enemigos.

El acuerdo de paz con las FARC, sobre el que Duque promete hacer modificaciones, dividió en dos a la sociedad colombiana. pero el clima de confrontación ideológica se amplía hacia otros frentes. En un país de tradición católica, como Colombia, en lo que va de siglo se ha vivido una ardua batalla entre agrupaciones religiosas y defensores de la Constitución de 1991 y los derechos de las minorías.

(Lea También: Equipo de la CIDH llega a Nicaragua para ayudar con el diálogo nacional)

Los activistas LGBT no pasan por alto que, pese a su tono conciliador y al perfil moderado que ha cultivado, Duque —apadrinado por el expresidente Álvaro Uribe— llega al poder rodeado por sectores religiosos y pastores cristianos hostiles a las conquistas de esta comunidad.

Las razones de esa desconfianza se centran, en gran medida, en dos nombres a los que se dirigó en todo de especial agradecimiento durante su discurso de victoria: el exprocurador Alejandro Ordóñez, conocido por su visión católica del Estado, y la exsenadora Viviane Morales, representante de sectores evangélicos y promotora de un fallido referendo para prohibir que las parejas del mismo sexo pudieran adoptar.

A pesar de esto,  un exfuncionario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que pasó años en Washington, llegó a publicar en su momento un mensaje en Twitter celebrando la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos. Sin embargo, como candidato fue notablemente más ambiguo. Aunque el asunto LGBT tuvo poco protagonismo, “comenzó a aparecer con eufemismos como hablar de un Ministerio de la familia”.

En uno de los debates previos a la primera vuelta, los candidatos fueron preguntados sobre qué pensaban sobre el matrimonio igualitario. “Yo estoy de acuerdo con la igualdad de derechos patrimoniales y civiles”, respondió escuetamente Duque. Fue el único que no lo respaldó plenamente. Para la segunda vuelta, Duque se negó a sostener un cara a cara con su rival, el izquierdista Gustavo Petro.


EL PAÍS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

 

Páginas