Mueren ahogados dos hermanos mientras pescaban en El Moján - Notimara

TITULARES

Publicidad

 

28/2/18

Mueren ahogados dos hermanos mientras pescaban en El Moján



Johan Bracho González tenía 21 años y se dedicaba a la pesca. Es de San Rafael del Moján, y ese ha sido su oficio de toda la vida. Su hermano menor, Johandry Benito, solo tiene 14, y se siente admirado por la labor de su consanguíneo.

Tanto que prefirió ignorar las acertadas advertencias de su madre para acompañarlo en una aventura de redes y mar.

Eran más de las 5:00 de la tarde del martes cuando, pese a la corazonada negativa que tenía la progenitora de los pescadores, los dos jovencitos salieron a la faena.

La mujer justificó ante su hermana que el adolescente le rogó entre lágrimas le permitiera la experiencia. Y ella, débil ante sus genes, accedió. Ambos zarparon desde la playa Las Cabimas, bajo la supervisión de un vecino.

Cinco horas más tarde, cuando el sol ya no les iluminaba el camino, los tres trabajadores estaban en mar abierto, cerca de la playa Las Rositas. Levantaron sus redes del mar para regresar a casa. Pero el peñero empezó a filtrar agua.

Johan solicitó a su hermano que con un balde sacara el agua de la embarcación, pero con el azote de las olas el joven dejó caer el recolector de plástico al mar. Johandry enseguida saltó tras él.

Su hermano, quien había intentado frenarlo, alegando que la marea era engañosa y profunda, espero unos segundo a que el adolescente saliera, pero fue inútil. Tuvo que introducirse al agua en su búsqueda. El vecino, en medio de la desesperación observó la escena durante una hora. Ya dado por vencido volvió a tierra firme para dar la noticia.

Un grupo de pescadores enseguida salió en la búsqueda de los dos desaparecidos. Minutos más tarde, flotando sobre las olas, encontraron el cadáver de Johan. Parecía que los restos del menor de edad se los había tragado el mar, por lo que proceso se extendió hasta la mañana.

A las 10:10 am, dados por vencidos, una parte de la comisión regresó a tierra con el cuerpo del trabajador del mar y lo dejaron en una casa del sector La Redoma, detrás de la jefatura civil. Luego lo trasladaron a la morgue de LUZ, donde su tía, mientras esperaba la entrega de los restos, revivió la historia.

La incertidumbre reinó en el ambiente durante una hora más. Cuando los augurios de la madre se materializaron: El cuerpo de su pequeño Johandry también apareció ahogado. Su consanguínea se enteró por un contacto telefónico.

Noticia al Día

No hay comentarios:

Publicar un comentario