ÚLTIMA HORA

Maduro prohíbe a la oposición ir unida en las elecciones



La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha quedado fuera del tablero político para participar en las elecciones presidenciales de Venezuela. El Supremo ha ordenado este jueves al Consejo Nacional Electoral (CNE) excluir a la alianza de la renovación de partidos por violar una sentencia que prohíbe la doble militancia.

La decisión imposibilita a la oposición a ir unida en los sufragios presidenciales convocados por la chavista Asamblea Nacional Constituyente antes del 30 de abril. El dictamen ha sido establecido en la sentencia número 878 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que ordena al Poder Electoral la desincorporación de la alianza en la renovación porque su “conformación obedece a la agrupación de diversas organizaciones políticas ya renovadas y otras pendientes de renovación que podrán participar en el proceso electoral”.

El anuncio ocurre unas horas después de que Tania D’ Amelio, rectora del Poder Electoral, informara de la ilegalización de los partidos Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López, y Puente por no “atender” al proceso de renovación convocado por la autoridad comicial. “Al no atender la convocatoria de renovación de partidos hecha por el CNE automáticamente decidieron cancelar sus partidos al no cumplir con los requisitos de ley”, ha explicado.

Voluntad Popular es uno de los cuatro partidos más grandes de la MUD y había anunciado que no volvería a renovar su nombre ante al CNE. Fue fundado por Leopoldo López hace seis años, tiene una nutrida fracción parlamentaria y ha conquistado varias alcaldías fundamentales. A él pertenecen varias figuras conocidas de la oposición, entre ellos Freddy Guevara, Luis Florido y Carlos Vechio. Parte importante de su dirigencia nacional está en prisión, como el propio López, asilada en embajadas o en el exilio. Puente, por su parte, es una pequeña organización fundada por Hiram Gaviria, alguna vez dirigente opositor, hoy dedicado a diseñar una política que trascienda el dilema de la polarización política.

El Consejo Nacional Electoral había anunciado a finales del año pasado que los partidos Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Puente –los tres principales de la MUD- debían iniciar los trámites para renovar sus credenciales ante ese organismo en enero de 2018.

El Poder Electoral a su vez atendía una orden de la Constituyente, que los penalizaba por haber decidido no participar en los pasados comicios de alcaldes ocurridos en diciembre. Entonces, los partidos opositores consideraban que existían elementos fraudulentos, como también en la elección de gobernadores y en la propia Asamblea Constituyente, y que los rectores del CNE no se desempeñaban con honradez.

El mandato del CNE para renovar credenciales en enero fue enérgicamente rechazado por los dirigentes de la Unidad Democrática en su momento. Ocho meses atrás, la autoridad electoral ya había solicitado a todos los partidos, incluyendo los del gobierno, cumplir con los trámites para reinscribirse ante el organismo. Los partidos de la coalición opositora, ahora penalizados, habían cumplido satisfactoriamente con la meta el año pasado.

Acción Democrática y Primero Justicia, con una línea política algo más moderada que el partido de López, habían decidido, con todo, cursar con el trámite de la renovación ante al CNE de nuevo de este mes de enero, asumiendo que es una tarea que la militancia podía encarar con éxito. Aunque en importantes sectores de la MUD estaba viva la tesis de no asistir a las elecciones anunciadas por la Constituyente en abril, ya había tomado vuelo la iniciativa de trabajar para inscribir la boleta de la Mesa de la Unidad Democrática, como organización paraguas de la coyuntura actual, aún si con ello se renunciaba a la de sus partidos.

En las filas opositoras sigue en desarrollo el debate en torno a ir o deslindarse de las elecciones convocadas por la Constituyente. El Gobierno de Maduro, fiel a su hábito de radicalizar en los momentos críticos, sigue empeñado en escoger quiénes serán sus adversarios en esas elecciones, y ya parece acariciar la idea de ir como única opción.

De momento, Luis Florido, uno de los negociadores de la República Dominicana, de los pocos dirigentes conocidos de la dirección de Voluntad Popular que sigue libre y activo en la política, colocó esto en su cuenta de Twitter: “Presidente Medina, valoramos sinceramente todo su esfuerzo, pero si el gobierno no está dispuesto a avanzar y no envía señales de querer dar garantías electorales y por el contrario, convoca anticipadamente elecciones y anula a Voluntad Popular, no será posible concurrir a su país”. Florido también tuvo palabras para la rectora: “Señora D’ Amelio, aquí la única que queda cancelada es usted por inmoral y tramposa.”

EE UU no reconocerá el resultado de las elecciones venezolanas
El Gobierno de Estados Unidos no reconocerá al presidente que sea elegido en las próximas elecciones de Venezuela. Un alto funcionario del Departamento de Estado de EE UU ha dicho a periodistas en Washington que los comicios, a celebrarse antes del 30 de abril, serán "ilegítimos" y no cumplirán con los requisitos de ser "libres, justos, creíbles y transparentes". 

Este es el tercer pronunciamiento del Departamento de Estado en contra de la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, integrada solo por oficialistas, de adelantar las elecciones presidenciales, cuando generalmente se efectúan a finales de año. "El Gobierno venezolano, necesita hacer reformas electorales significativas que permitan unos comicios verdaderamente libres, justos, transparentes y creíbles bajo la observación internacional", ha mencionado el funcionario estadounidense, según ha informado Efe.

Nikki Haley, embajadora de EE UU ante la ONU, también ha declarado este jueves que Estos Unidos "no se quedará de brazos cruzados mientras el pueblo venezolano continúa siendo victimizado por el régimen de Maduro". La diplomática ha asegurado a través de un comunicado que al convocar repentinamente a elecciones, Maduro está demostrando al mundo que nunca tuvo la intención de escuchar a Venezuela.

Francia, a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores, declaró este viernes que “deplora” la exclusión en las elecciones presidenciales de Venezuela de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), informa Silvia Ayuso desde París. Una decisión que, según el Gobierno francés, “afecta una vez más a la equidad de los comicios, después de haber modificado el calendario electoral sin acordarlo con la oposición”. La diplomacia francesa también ha criticado la expulsión del embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández, y ha manifestado su “solidaridad” con España.

EL PAÍS






No hay comentarios