TITULARES

Choferes siguen sin aceptar los billetes de 50 y 100 bolívares


Ni de 100 y menos de 50. Ningún billete de esta denominación se hace desear en las calles de Maracaibo. Muy por el contrario, aun cuando están en legal circulación, provocan  rechazo en el transporte público, en mercados a cielo abierto y hasta en  locales comerciales.

En los últimos meses se ha acrecentado la negativa de recibir como pago billetes de Bs. 50 y 100, aún con la perenne escasez de efectivo  y el bachaqueo del papel moneda que limita el acceso a los de alta denominación.


Son pocos los choferes que no se “ofenden” cuando un usuario   paga su pasaje con los verdes retratos de Simón Rodríguez, o con el marrón “duro de matar” que simboliza 100 bolívares.


“Un chofer de un porpuesto de Haticos me bajó del carro porque no tenía más que pagarle que con billetes de 50 y no solo me pasó con esa ruta, los de la Circunvalación 1 también me hicieron la misma gracia. ¡No puede ser, eso es lo que uno consigue y es válido!”, relató Niobes Mora, ama de casa.


“A mí un chofer me dijo que no los aceptaban porque los iban a eliminar; ya nadie los aceptaba, yo le dije que eran puras mentiras, que igual era dinero”, manifestó Yury Villa, marabina. 


Una cadena parece sostener el rechazo a las denominaciones de bolívares aún vigentes. “Yo sé que todavía valen, pero  no los acepto porque cuando compro mercancía, a mí no me los quieren recibir”, dijo resignado Luis Farías, desde su puesto en el centro de la ciudad.


En Las Pulgas, los vendedores son más reacios aún a tenerlos entre sus pacas de dinero. 


Lucía González contó, alebrestada, su experiencia en el mercado perférico. “Fui a comprar un kilo de arroz y tenía un efectivo que sudé para conseguirlo, entre billetes de 50 y 100, pero la nadiequiso aceptarlo. Una mujer me dijo  que lo único que podía hacer por mí era aceptarme la mitad del pago en denominación de 100 y el resto solo con billetes nuevos. ¡No compré nada, imagínese, si eran 85 mil bolívares que tenía que dar!”, expresó González.


Para Rafael Morales la evasión al billete es cuestión del día a día. “En estos días  un carro de La Limpia lanzó por la ventana el dinero, eran puros de Bs. 50. El conductor se había molestado y los echó a volar. Igual la gente se amontonó a recogerlos a ver de qué le servían”, recordó el comerciante.


“Ni se apiadan de que es comida, se ponen cómicos queriendo que les des solo billetes grandes. No hay efectivo y todo está caro. Entonces, ¿cómo paga uno?, cuestionó José Rivas, ingeniero.


El secretario de Gobierno, Lisandro Cabello, destacó que el problema se deriva de que “hay mucha gente detrás del efectivo porque se ha convertido  en gran negocio en la frontera y que necesita la moneda para ello”.


“No aceptar el dinero por su baja denominación es un delito. La comunidad está en la legalidad de pagar con cualquier billete válido en circulación nacional, y los comerciantes están en la obligación de aceptarlos como método de pago, sin excepción”, agregó Cabello.  Exhortó a la ciudadanía a  denunciar a los comercios o sectores que les rechacen la moneda para tomar las acciones pertinentes al caso.



NOTIZULIA