ÚLTIMA HORA

Fue una venganza con un “daño colateral” asesinato de la sargento y su pareja en La Concepción

El asesinato de la sargento primero del ejército Mayra Alejandra Fuenmayor Oliveros (33) y de su joven pareja Sergio Alejandro Mata Vilchez (18), al parecer fue un acto de venganzaejecutado por un grupo de delincuentes de Jesús Enrique Lossada.
Las primeras investigaciones adelantadas por los hombres del Eje de Investigaciones de Homicidios del CICPC-Zulia revelan que ocho pistoleros llegaron hasta la casa de la militar, ubicada en el barrio 19 de Abril de la Concepción, en busca de Sergio Mata, a quien apodaban “El nenuco”, el yerno de la sargento, un joven de 19 años y un primo de este.


La doble matanza ocurrió a las 9:30 de la noche de ayer. Mayra Alejandra, quien estaba destacada en Caracas pero gozaba de un permiso especial que se había extendido por diez meses, se encontraba en su casa con su pareja Sergio, con quien vivía desde hace tres meses, su hijo de 13 años, su hija de 17 y el marido de esta.

Sergio Aleandro Mata Vilchez (18), pareja de la sargento


Uno de los testigos aseguró que Mayra, su hija y su yerno, salieron de la casa en busca de una comida para preparar. En la vivienda se quedó el menor de 13 años. Cuando retornaban, la hija de Mayra y su pareja se regresaron por que algo se les había quedado. La marcha la continuaron la militar y su pareja. Al llegar ocho sujetos a bordo de cuatro motos los ubicaron dentro de la vivienda. Cerca, una camioneta Explorer color verde se estacionó. Formaba parte del escuadrón.
Sergio Mata al ver a los desconocidos se encerró en una habitación con su pareja. Allí mismo estaba el adolescente. Los hombres pudieron entrar a la casa y Mata se sentó en el piso y colocó su hombro como sosteniendo la puerta de madera. Seis disparos le efectuó uno de los sujetos. De los balazos uno alcanzó a Sergio en el hombro y otros a la sargento. Como no podían contener la puerta el herido se metió al baño con el menor.
Nada le sirvió volverse a encerrar. Allí lo remataron con cinco disparos. Al hijo de Mayra lo apuntaron pero le perdonaron la vida, no sin antes preguntarle por el paradero de su cuñado y un primo de este. Luego de la doble matanza los delincuentes se llevaron a penas un televisor y revisaron toda la casa al parecer en busca de alguna arma de fuego.


Para los investigadores el objetivo de los sicarios eran Sergio Mata, el yerno de la sargento y un primo de este. Estos habrían cometido un crimen en el sector El Marite de Maracaibo y de allí habían huido a La Concepción. La muerte de la militar habría sido “un daño colateral” de los pistoleros.


Familiares de Sergio Mata por su parte aclararon que este muchacho era sano y que desde hace un mes comenzó a trabajar en una zapatería en el centro comercial Galerías, al igual que el yerno de Mayra Fuenmayor, quien desde que se produjo la balacera se encuentra oculto junto a su primo.
Con esta doble matanza asombrosamente se eleva a ocho las personas asesinadas en menos de una semana en ese violento municipio Jesús Enrique Lossada. Se cree que todas esas muertes han sido ejecutadas por los mismos pistoleros que formaban parte de una misma banda.


El pasado lunes 20 de noviembre en la madrugada sometieron a dos jóvenes en el club  Oleary de La Concepción. Luego los ataron y los metieron en un baño. De allí los subieron a un camión, los llevaron a una finca, los torturaron y después los asesinaron. Presuntamente pensaron que estos tenían conocimiento de un robo de cables en el matadero Mainca pero no pudieron sacarle información por cuanto eran inocentes.
Posteriormente en el sector El Aviso, calle Las Palmera, fueron asesinados a balazos a las 8:30 de la noche del pasado sábado Evencio José Urdaneta Fernández (20) y Ángel Darío Fernández Bracho (18).


El domingo en la mañana apareció sin vida en el sector Los Chourios de la población La Paz, Jairo Luis Mauri Chacín, uno de los sujetos que tenía a su cargo brindarle protección al sicario “Reinaldito”, abatido por el CICPC pocos días antes. Al parecer fue asesinado por su misma gente por no hacer bien su “trabajo”.



Fuente Notimedia