El Gobierno de Duque dispuesto a adelantar el diálogo con los promotores del paro en Colombia

 




El Gobierno de Colombia está dispuesto a anticipar la reunión prevista con los impulsores del paro, según informó este jueves 6 de mayo el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, publicó el diario El Espectador.


«El señor presidente [Iván Duque] y vicepresidenta [Marta Ramírez] están ya, como lo habíamos acordado. Para el lunes lo habían propuesto ellos. Nosotros estábamos listos y hoy públicamente queremos decirles que estamos listos para recibirlos», dijo Cabrera.


La reunión entre las autoridades y los promotores de la huelga estaba programada para el 10 de mayo, pero la escalada de violencia y la continuidad de las manifestaciones urgieron al Gobierno a anticipar el encuentro. 

Asimismo, representantes del Comité Nacional del Paro y legisladores mantuvieron una audiencia pública para buscar una solución conjunta a las demandas sociales que derivaron en ocho días consecutivos de protestas y una feroz represión, que hasta el momento dejó 24 muertos y más de 350 heridos.


Una de las condiciones que expresaron los huelguistas para entablar el diálogo con las autoridades es la desmilitarización de las principales ciudades de Colombia, donde se desarrolla el grueso de las manifestaciones. 


En tanto, en coincidencia con lo que anticipó el ministro de Trabajo, el comisionado de Paz, Miguel Ceballos, anunció que Duque y representantes del Comité Nacional del Paro ya acordaron una reunión para el próximo lunes.


«La invitación está aceptada, ellos solicitan que no sea en Palacio [de Nariño, sede de Gobierno]», afirmó Ceballos en una entrevista con Radio Blu.


Tras el octavo día de conflicto en las calles, se multiplican las denuncias de organizaciones de derechos humanos y organismos internacionales sobre el «uso excesivo de la fuerza» para contener a los manifestantes.


Según informó la Defensoría del Pueblo, hasta el miércoles 5 de mayo se habían reportado 89 personas desaparecidas en el marco de la represión, y en articulación con la Fiscalía se verificó la aparición de 38 de esos ciudadanos.


Según Duque, en estas jornadas Colombia enfrenta una «amenaza vandálica» que consiste en «una organización criminal», que supuestamente «se esconde detrás de legítimas aspiraciones sociales» para «desestabilizar a la sociedad», «generar terror en la ciudadanía» y «distraer las acciones de la fuerza pública».


En horas de la tarde de este jueves el mandatario se refirió al violento ataque a balazos contra Luis Villa, un estudiante y activista que recibió ocho disparos por parte de sujetos desconocidos la noche del miércoles 5 de mayo en la ciudad de Pereira, la capital de Risaralda.


«Condenamos lo sucedido en Pereira con el joven Lucas Villa y sus compañeros mientras marchaban pacíficamente en el viaducto. Director de la Policía, tenemos que dar con el paradero de culpables y llevarlos ante la justicia. No toleramos estos actos de violencia y los rechazamos», dijo el jefe de Estado desde su cuenta de Twitter.


A pesar de las reiteradas denuncias por el accionar represivo del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), el presidente manifestó su respaldo a la actuación de las Fuerzas Armadas y la Policía: «Debemos apoyar a nuestra fuerza pública, al mismo tiempo que exigimos de ella el mayor rigor en el cumplimiento de su misión constitucional», dijo Duque este martes, en un video transmitido por la oficina de la Presidencia de la República. 




El Espectador/RT


Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente